top of page

Soñando detrás de la computadora


Mi amigo John Maxwell en su libro Vive tu sueño nos dice “ Cuanto más alto quieras ir, mas tendrás que dejar, y cuanto mayor sea el precio que pagues, tanto mayor será el gozo que sentirás cuando finalmente alcances tu sueño”


Tenía viviendo en Estados unidos un año cuando me encontraba trabajando para una familia como sirvienta y vivía ahí con ellos, solo podía salir los Viernes y regresar los domingo.


Fue cuando conocí a Lina ella también trabaja como sirvienta para otra familia al mismo tiempo limpiaba oficinas en las tardes, los fines de semana.


Ella pasaba por mí los Viernes y nos íbamos a limpiar las oficinas. cuando llegábamos ahí ella aspiraba y yo recogía las bolsas de los tachos de basura, me encantaba ver los hermosos escritorios con sus computadoras, cuando llegaba a la mitad, había un tacho de basura que estaba siempre lleno ahí me sentaba y empezaba a tocar los teclados de la computadora me imaginaba escribiendo una carta, al mismo tiempo soñaba, me veía vestida con ropa de oficina y sentada en un escritorio con mi computadora y me decía cuando llegue a trabajar en una oficina no le dejare mucha basura a la Sra. de limpieza!


Lina me decía deja de soñar y ponte a trabajar! Ella pensaba que me hacia ilusiones falsas.


Claro ese sueño parecía imposible solo podía ver con un ojo, no sabía usar la computadora y no hablaba English; para Dios nada es imposible!


La gran oportunidad llego, el sueño que una vez tuve se iba a ser realidad solo que para poder hacerse realidad tenía que dejar la mitad de salario que ganaba si quería empezar a trabajar en una oficina, ya que iba a estar en entrenamiento.

Mi sueño era más grande y fuerte que decidí soltar sin importar los sacrificios que tenía que hacer . Mi sueldo bajo a la mitad tenia pagos que hacer, mandar dinero a mi familia de Perú, en ese tiempo solo me tenía yo para poder realizarlos.


Así sucedió renuncie a un salario para vivir el sueño que una vez había tenido de trabajar al frente de una computadora fue un gozo y una bendición ya que ese sueño que estaba viviendo abrió muchas puertas en mi vida para otros sueños , llegue a duplicar lo que ganaba, ser gerente de ventas de esa compañía, conocí muchas personas que ahora son muy amigas mías y sobre todo ahí fue donde conocí a Jesús como mi Salvador!!

28 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page